Exigen activistas cancelar proyectos de presas en Jalisco

Señalan que no es necesario construir presas para abastecer de agua a la zona metropolitana pues existe suficiente líquido

Redacción: Gloria Reza/APRO

Jalisco.- Activistas de distintas organizaciones civiles se manifestaron en la Plaza de la Liberación para exigir al gobierno estatal y federal que se cancelen proyectos de presas, se limpien ríos contaminados, y se cambie la política hidráulica.

En el acto participó Jaime Eloy Ruiz Barajas, integrante del Colectivo Ciudadano Pro Bosque Pedagógico del Agua, quien señaló que no es necesario construir presas para abastecer de agua a la zona metropolitana pues existe suficiente líquido y se inclinó por una modificación de la política hidráulica.

"Agua hay aquí en el área metropolitana de Guadalajara, que ya son más de tres mil kilómetros cuadrados con nueve municipios conurbados, agua hay aquí, aquí hay, que no sirva de pretexto que para abastecer de agua a Guadalajara se tiene que hacer una presa como la de El Zapotillo (...) agua hay mucha", sostuvo.

Añadió:

"Tenemos dos grandes fábricas de agua. El agua de la sierra de La Primavera, área natural protegida. En promedio al año se precipitan 240 millones de metros cúbicos de agua. Nada más para que tengan idea, con eso sobraría mucha agua para abastecer a la ciudad.

"Tenemos otra enorme fábrica natural de agua: El Cerro Viejo, que también fue declarado área natural protegida por su importancia hidrológica". Y refirió que a la vez se cuenta en la zona metropolitana con dos "acuíferos muy importantes", el de Atemajac y el de Toluquilla.

Acusó que altos funcionarios relacionados con el tema del agua carecen de capacidad para ocupar el puesto, ya que desconocen las características de la calidad y cantidad de agua de los acuíferos.

"Son precisamente de la Comisión Nacional del Agua (CNA) y de la Comisión Estatal del Agua. Qué triste es preguntarle a un alto funcionario, porque así lo hice hace como un año, de la CNA, cuál era el estado que guarda el acuífero de Atemajac, y me dijo: 'no sabemos, porque ya tenemos más de una década que no tenemos recursos para hacer el monitoreo y los estudios del acuífero'", recordó.

Ruiz Barajas cuestionó: "¿en manos de quiénes estamos, quienes dirigen las políticas de agua en este país". Y se respondió: "pues burócratas ignorantes”, dijo, a quienes también tildó de corruptos "que se comportan como una mafia" dentro del CNA.

Por su parte, María González del Instituto Mexicano para el Desarrollo Comunitario explicó que la intención de manifestarse es recordar que, en el primer Encuentro Internacional de Afectados por la Represas, en marzo de 1997, representantes de 20 países acordaron, en Curitiba, Brasil, que el 14 de marzo fuera el día de Acción contra las Presas y a favor de Los Ríos, el Agua y la Vida.

Mencionó que las presas son tecnología obsoleta, "no son sustentables al generar una serie de impactos ecológicos, ambientales, sociales, económicos durante su proceso de construcción. En todos los países están envueltos en grandes casos de corrupción y la construcción de presas es detener el flujo natural de los ríos, cauces, que generan vida".

Informó que en el mundo se han construido más de 47 mil grandes presas, eso "significa el desplazamiento de 80 millones de personas. En México, también el dato es alarmante: son cuatro mil 200 proyectos de presas y eso ha significado el desplazamiento forzoso de 185 mil personas de sus comunidades".

Subrayó que la construcción de presas en el mundo representa que un 60% de los ríos "ya no corran libres". En el caso de Jalisco dijo que hay una diversidad de megaproyectos como El Zapotillo, que en su proceso de imposición ha "violado derechos humanos, ha habido derroche de recursos públicos y de corrupción".

Otros proyectos que rechazan son: la presa El Purgatorio, que forma parte del sistema de El Zapotillo; y en el sur del estado, en el municipio de Cihuatlán, se pretende construir Los Naranjos I y Los Naranjos II, y la presa Los Panales, en Cabo Corrientes.

Un punto más que María González resaltó es que los 30 ríos que corren por el estado, en su mayoría están altamente contaminados, principalmente por residuos tóxicos industriales, y a éstos, "el estado mexicano les deja tirar lo que quieran y entonces lo que tenemos son casos dramáticos de afectaciones a la salud" reprochó.

Reiteró que su exigencia es que se "cancelen los proyectos de presas, que los ríos corran libres y que vuelvan a fluir y que sobre todo sean limpios y que den vida, y no muerte como el caso del río Santiago o Lerma".

Resaltó que llevan 14 años de lucha para detener megaproyectos de presas y han tenido logros.

 “Hay dos proyectos cancelados, que es el de la presa de Arcediano (...) que era absurdo querer represar el agua del río Santiago que es altamente tóxico para luego querer que sea de consumo humano (...) y El Zapotillo el proyecto está absolutamente detenido, y justo es por una serie de acciones y estrategias jurídicas y porque el pueblo se atreve a alzar la voz", concluyó.

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto

Minuto a Minuto