Regular a plataformas, acierto / En opinión de Enrique Aranda

Al margen la explícita pretensión de avanzar en la aprobación de normas que redunden en una mayor equidad tributaria –en lo que al cobro del Impuesto al Valor Agregado refiere en especial–, la iniciativa orientada a grabar los beneficios de las plataformas digitales que operan en México, en un primer momento al menos, evidencia un intento por frenar la desleal competencia que todas ellas representan para la industria nacional y, obvio, una oportunidad para apoyar a los productores locales.

Y esto no sólo porque el eventual cobro del IVA a Netflix, Spotify, iTunes o Amazon u otros pudiera redundar en la captación de más de 3,500 millones de pesos anuales por parte del erario, sino, en esencia, porque la propuesta de Ricardo Monreal Ávila no constituye el establecimiento de un nuevo impuesto y sí, en contraste, la posibilidad de obtener recursos que bien pudieran servir para que “Internet para Todos” crezca 5.7 veces o que lo invertido en la Red NIBA de la Universidad Nacional Autónoma de México aumente 48.9 tantos, amén que la misma apunta a subsanar la indirecta afectación que por la situación prevaleciente afecta a más de 350,000 familias que laboran en el sector telecomunicaciones: medios públicos y privados, la industria del cine, sindicatos y otras instancias.

Si a ello se agrega la consideración de que, de manera indirecta si se quiere, la operación de las plataformas digitales afecta la producción nacional de contenidos, por lo que en el planteamiento del zacatecano coordinador de la fracción senatorial del partido-gobierno, se plantea la explícita obligatoriedad para aquellas de que 30% al menos de los mismos lo sea de carácter local.

A la vista entonces sus eventuales consecuencias, la propuesta legislativa que nos ocupa bien pudiera constituir un punto de inflexión en la situación de clara confusión prevaleciente, pero, también, un avance significativo en la modernización y “puesta a punto” –con los países más avanzados en la materia–  del sector nacional de las telecomunicaciones... y ello, si somos objetivos, no parece cosa menor.

 

ASTERISCOS

* Expectación en el Senado ante la participación hoy de Guillermo Núñez, presidente de la Asociación de la Industria del Cannabis, en el foro Hacia una regulación del Cannabis: experiencia internacional, economía y derechos humanos, orientado a diseñar alternativas de legislación con fines de autoconsumo, uso médico, científico, terapéutico y cosmético. Comentamos…

* ¡Vaya situación incómoda! en la que Jorge Alcocer, el cuestionado coordinador de asesores, coloca a su jefa Olga Sánchez Cordero, la secretaria fífí de Gobernación y, peor, a ya sabes quién, al negarse a presentar, como debió haberlo hecho hace meses, su declaración patrimonial y, claro, los ingresos que tiene en las empresas de que es dueño. Delicado, sin duda.

* Avanzar en el impulso de políticas públicas para abatir violencia y discriminación contra la mujer exigió la ministra Yasmín Esquivel Mossa, de la Suprema Corte, tras lamentar que México sea uno de los 14 países de América Latina con más altas tasas de feminicidios y que 70% de las mujeres mayores de 15 años haya sufrido violencia económica, física o sexual.  

 

 

—--

 

Los comentarios emitidos en esta columna son responsabilidad de sus autores y no refleja la posición del medio

 

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto

Minuto a Minuto